Metodología

La profesionalidad de la plantilla es la clave de una buena enseñanza, por lo que contamos con profesores licenciados con un dominio impecable del idioma. El inglés se usa en la academia como idioma de comunicación habitual y en las clases aprovechamos el tiempo sobre todo para explicaciones gramaticales y actividades orales, dejando la mayoría de los ejercicios escritos para casa.



Nuestro proyecto empieza con la formación de niños de 7 y 8 años en Aríñez, los sábados, y sigue con niños a partir de 9 años, adolescentes y adultos en Adriano VI. Una vez que los alumnos cumplen trece años les animamos a presentarse a los exámenes oficiales de la Universidad de Cambridge, ya que consideramos una gran ventaja poder mostrar el nivel de conocimientos adquiridos con un título reconocido internacionalmente.



Partiendo de la base que la motivación del alumno es fundamental para el aprendizaje, las clases de los niños tienen una marcada tendencia lúdica. Procuramos que las clases de los adolescentes y de los adultos también sean amenas y divertidas, sin perder de vista el lema “no pain, no gain" (sin lucha no hay victoria); la adquisición de conocimientos exige una disciplina y un esfuerzo tanto por parte del profesor como del alumno, y el alto rendimiento de nuestros alumnos refleja tanto esta filosofía del centro como el seguimiento personalizado que se presta a cada estudiante.



En todos los niveles se siguen libros de texto, suplementados con material complementario elegido por los profesores, que aprovechan los medios a su disposición: una biblioteca amplia, una videoteca muy bien surtida, y las ventajas y posibilidades que ofrecen las recién instaladas pizarras electrónicas.
Electronic board